La Importancia de los Simulacros

Los simulacros son la representación mediante una simulación de las acciones de respuesta previamente planeadas con el fin de observar, probar y corregir una respuesta eficaz ante posibles situaciones reales de emergencia o desastre. Implica el montaje de un escenario en terreno específico, diseñado a partir de la identificación y análisis de riesgos y la vulnerabilidad de los sistemas afectables.

Estos escenarios simulados de contingencias probables reales es la herramienta perfecta para saber que tan efectiva y eficaz es la respuesta de las Unidades Internas de Protección Civil o Brigadas de Emergencia. Para esto se deben evaluar las características y acciones tomadas en este.

Hay muchos tipos de simulacros como de Secuestro, Incendio, Falta de Servicios Básicos, Evacuación, Amenaza de Bomba, Accidentes, Terremotos, Derrame de Químicos Peligrosos, Fuga de Gases Tóxicos, Fuga Nuclear, Materiales Radioactivos, Actos Terroristas y muchos más, así como también está la combinación de estos. La combinación más frecuente en México es la de Incendio con Evacuación ya sea total o parcial.

Los simulacros se clasifican por su tipo: de Gabinete o de Campo, por su alcance: Total o Parcial y por su divulgación: Con Previo Aviso o Sin Aviso.

¿Por qué son los simulacros más comunes en México?

Estos simulacros son los más comunes porque  el Reglamento de la Ley General de Protección Civil nos cita en su Artículo 76, numeral B, fracción V:

“Evaluación del Programa Interno de Protección Civil para asegurar su eficacia y operatividad en situaciones de Emergencia, para lo cual se realizarán ejercicios de Simulacro, con distintas hipótesis de Riesgo y con la periodicidad mínima que fije el propio programa y, en todo caso, al menos dos veces al año

Y la Norma Oficial Mexicana de Secretaría del Trabajo y Previsión Social NOM-002- STPS-2010 en su capítulo 5 fracción 5.7 obliga al patrón citando:

“Desarrollar simulacros de emergencias de incendio al menos una vez al año, en el caso de centros de trabajo clasificados con riesgo de incendio ordinario, y al menos dos veces al año para aquellos con riesgo de incendio alto, conforme a lo señalado en el Capítulo 10 de esta Norma (Véase la Guía de Referencia II, Brigadas de Emergencia y Consideraciones Generales sobre la Planeación de los Simulacros de Incendio).”

Y la evacuación es importante practicarla ya que es la principal acción que salva vidas y reduce perdidas en una emergencia.

En este tipo de simulacros se evalúan varios factores como:

  • Tiempo que llevo la Evacuación.
  • Cantidad de Personas Evacuadas.
  • Sistema de Alertamiento.
  • Puesto de Mando o Centro de Comando.
  • Aplicación de los Planes de Alertamiento, Emergencia, Evaluación de Daños y Vuelta a la Normalidad.
  • Contabilización de las Personas Evacuadas en Punto de Reunión.
  • Fluidez del Ejercicio.
  • Rutas de Evacuación.
  • Ubicación de Punto de Reunión.
  • Ubicación y Características de Puertas de Emergencia.
  • Actuación de Brigadistas
  • Actuación General de la Gente.
  • Coordinación con Autoridades.

Hay que recordar que ningún simulacro es perfecto, efectivamente los simulacros son para ver que nos hace falta o que áreas de oportunidad tenemos para la reacción ante contingencias.

Consejo: Entre más real sea un simulacro y tenga un grado complicado de dificultad, mejor y más oportunidades de corregir para la mejora continua de los Programas y Planes.

Para más información de simulacros mándanos un correo a info@defensacivil.org.mx o comunícate al tel. (81)4646-4099.

Invítanos a asesorarte o a evaluar tus simulacros, somos expertos en Seguridad y Protección Civil.

 

Lic. Amado Daniel Rangel Balderas, DSE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>